Facebook Twitter Google +1     Admin

El Flaco Pestana: un tipo fuera de serie

20120918140219-pestana-en-mexico.jpg

Pestana en México, foto donada por el historiador Andrés Castillo Bernal

Por Rafael Daniel, publicado en www.centrovision.cu

Quizás  muchos opinen que la palabra “tipo” no sea la más correcta para caracterizar a una persona  con condiciones integrales excepcionales, vocablo amplio, pero utilizado sin exageración. Pude manejar otros, pero este me pareció el más exacto al acudir al gracejo popular para evaluar integralmente a Félix Pestana, el “Flaco”, para los más íntimos.

Hace poco más de dos años desapareció físicamente, cuando nadie lo esperaba, este destacado pintor espirituano que vio por primera vez la luz en el municipio de Yaguajay, lugar donde nacieron también destacadas personalidades como la excelsa artista de la plástica Amelia Peláez, el poeta y pedagogo Raúl Ferrer o el general Mambí Pedro Díaz

 Quizás esa coincidencia natal con tan ilustres personalidades marcó para siempre la vida del Flaco.

  Amigos desde la adolescencia, no recuerdo una sola actividad por la que haya incursionado este ilustre espirituano donde no haya tenido un proceder destacado.

 Pintor de rasgos inconfundibles, su figura trasciende entre los grandes del paisaje urbano que hace loas a la arquitectura de la ancestral ciudad de Sancti Spíritus, cuarta villa fundada por los conquistadores españoles, próxima a su medio milenio, acontecimiento al que ya hubiera dedicado una buena parte de sus obras, aunque su maestría plástica, empírica, como muchos de los grandes; ha quedado para la posteridad.

 Así, marcha tomado de la mano con los  ilustres Fernández Morera, Antonio Díaz -el irrepetible Pintor de la Ciudad-,  José Perdomo o el trinitario Carlos Mata -el conocido Pintor de la Noche- entre muchos otros que han logrado hacer del paisaje urbano su razón de ser fundamental en el maravilloso mundo del lienzo y los pinceles.

 En sus inquietudes artísticas también incursionó por la fotografía al nivel de los más significativos exponentes de la instantánea gráfica en la denominada Ciudad del Yayabo.

 Aunque la mayoría de los integrantes de las nuevas generaciones sólo le recuerdan como artista de la plástica, quiénes peinamos canas, y estuvimos entre sus amigos más íntimos, sabemos que hay mucho más en la personalidad de Félix Pestana, ese inolvidable tipo fuera de serie, quién no perdió un solo minuto en aprender todas las posibilidades que le dio su fructífera vida.

 Fue un amante y profundo conocedor del cine y a pesar de haber incursionado poco por las Artes Escénicas, fue aprobado, después de un exhaustivo análisis teórico práctico, para matricular en la Escuela Nacional de Arte -junto al que suscribe- algo que declinó porque pretendía la dirección cinematográfica y su inmadurez de entonces no le permitió evaluar que ese hubiera sido su primer paso para llegar al sueño “chaplinista”.

 Entre los jóvenes de su tiempo fue una de las figuras más prominentes en la práctica deportiva, actividad en la que le recordamos haciendo de las suyas en la cancha de basket del Instituto Preuniversitario Elcire Pérez, hoy escuela primaria Julio Antonio Mella, disciplina en la que ocupó espació en varios campeonatos nacionales.

 Hasta los últimos momentos de su vida reconoció la importancia de la práctica deportiva para cumplir el precepto martiano de mente sana en cuerpo sano, pues acompañado por su perro pastor trotaba -como un ejemplar atleta- desde su casa hasta la medianamente lejana pista, para después continuar recorriendo el óvalo hasta el distante cansancio, detalle personal que muchos aún comentan

 Para colmo de sus valores, hizo del magisterio un ejemplo vivo, respondiendo también al reclamo del Apóstol José Martí de que "…aprender a enseñar es lo más bello y honroso del mundo".

 Pestana se sitúa entre los pedagogos más importantes de la provincia de Sancti Spíritus. Aún le recordamos impartiendo clases  en la Escuela Obdulio Morales de la ciudad de Sancti Spíritus o como subdirector de ese mismo nivel de enseñanza en la Mártires del Granma, como Jefe de Cátedra y excelente profesor de Español y Literatura de la Escuela Pedagógica Rafael María de Mendive, Metodólogo del Instituto de Perfeccionamiento Educacional y lector consumado de los más disímiles textos.

No sé como se las arrreglaba para saber de todo, con temas de conversación universales, desde la literatura, el arte, la historia, pasando por el béisbol, el fútbol, el basket, hasta la quimbumbia.

 En varias ocasiones participó con inteligentes trabajos científicos en los eventos internacionales de pedagogía en La Habana, actividades que abandono por situaciones circunstanciales de la vida, a la que no escaparon algunas que otras incomprensiones.

 Amó con denuedo su provincia natal y a su nación de origen, pues aunque una buena parte de su familia se radicó en Estados Unidos, país al que visitó e  hizo varias exitosas incursiones por México, lugares donde montó varias exposiciones personales, sin embargo,  por su mente nunca pasó la más remota idea de abandonar a su querida isla de Cuba, ni a Sancti Spíritus, motivo de sus principales motivaciones.

 Hay mucho más en la vida de Félix Pestana, alguien que fue padre ejemplar, cariñoso esposo de Soledad, su pareja matrimonial de toda la vida, pues aunque no tenía los encantos de un galán tuvo también envidiables conquistas donjuanescas en su juventud.

 El Flaco también fue un excelente amigo, lo que no le impedía decir la verdad a cara a cara, con la honestidad que le caracterizaba, pues era un consumado defensor de sus principios, pero era capaz, además,  de reconocer dignamente sus desaciertos cuando se equivocaba.

 Valga este artículo para mitigar un tanto la desagradable sensación de haber pasado por alto la fecha conmemorativa del deceso, hace apenas poco más de dos años -9 de agosto del 2010- de una de las más elocuentes personalidades de la cultura –en el más extenso contenido de su significado- de Sancti Spíritus, ciudad próxima al medio milenio de su fundación.

 Con este trabajo damos inicio a otros que aparecerán sobre hechos y personalidades espirituanas de todos los tiempos que han dado lo mejor de sus vidas -en estos cinco siglos- para enaltecer a la también denominada Ciudad de los Murales.

 Mas sobre la obra de Félix Arnaldo Pestana Cabera en la enciclopedia virtual cubana ECURED)

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





¿Buscas algo?

Utiliza este buscador:

Si no encuentras lo que buscas escrbenos un comentario.

Secciones

Todas las secciones del blog